jueves, enero 04, 2007

Estonian Folk Metal

Mar Báltico. Al norte, la multitud de bandas suecas y finlandesas que conocemos. Al sur, ¿alguien ha mirado? Pues hay un buen puñado de bandas que merecen la pena en los Países Bálticos. De hecho, estos países incorporados recientemente a nuestra Unión son muy interesantes por su geografía e historia, y además por sus mitologías ancestrales y sus epopeyas nacionales. Y como buenos países europeos, tienen talentos interesados en reconstruir y revivir antiguas tradiciones, formas de pensar e historias míticas.

Hoy he querido fijarme en Estonia. El panorama folk metal era bastante más denso hace unos años. Antes del 2006 el paisaje musical estaba enriquecido por bandas que hoy día no existen, como pueden ser los punk-folk Grendel, Ugly Ogre, o los jovencísimos Imp. Estas bandas han dejado de existir por unos motivos u otros. Sin embargo, el baluarte folk metal sigue intacto con otras bandas como pueden ser Raud-Ants, y sobre todo, Metsatöll.

Raud-Ants son quizás los más tradicionalistas. Su propuesta musical es muy interesante. El grupo se forma en 2002 y su estilo es el que está más enraizado en el auténtico folk estonio. Las melodías están casi todas basadas en canciones tradicionales e interpretadas con instrumentos tradicionales, a las que añaden instrumentación metal. Las voces femeninas dan un toque muy bello al conjunto. Hay que destacar también que las letras están en Vótico, un lenguaje de la familia Báltico-Finesa que está casi extinto (se habla sólo en Krakolye y en Luzhitsy, dos poblaciones del distrito de Kigisepp). Este interés de no dejar que muera este idioma casi desconocido, emparentado con el Estonio, les ha valido el participar en la edición del 2006 del festival Liet-Lavlut, un concurso al estilo de Eurovisión en el que participan grupos que interpretan su música en lenguajes minoritarios. En la página web de Raud-Ants pueden escucharse algunos MP3 de su música.

En un estilo más metálico se encuentra la exportación folk más característica de Estonia: el grupo Metsatöll (el nombre significa "lobo" en Antiguo Estonio). Esta banda es bien conocida en su país, donde llevan funcionando desde el 98. Son especialmente populares desde su album "Hundi Loomine", muy aclamado por los medios de Estonia (no sólo por los especializados en metal). Ciertamente, son capaces de convocar mucha gente a sus conciertos. La música es más tosca y troll que por ejemplo el caso de Raud-Ants. Hacen también un uso correcto de instrumentos tradicionales, y las letras tienen gran parte de base en las guerras de la independencia de su país en los siglos XIII y XIV (contra la dominación alemana, danesa y rusa). De hecho, sus letras un tanto crudas fueron muy celebradas por la prensa estonia en su momento, como un revés a la "influencia negativa" del idioma inglés y un renacimiento del folklore en forma de manifestaciones culturales de nuestro siglo.

Metsatöll - Hundi Loomine (vídeo).
Metsatöll - Rauavanne (vídeo).

En el extremo menos folk y más heathen encontraríamos a Loits. La misma banda denomina a la música que practican como "rock militante". La influencia de Satyricon en su última época no puede negarse, aunque la peculiar forma de cantar de Lembetu en algunos temas le da un carácter propio innegable a sus creaciones. A pesar del reivindicativo contenido rúnico, las letras muestran poca influencia del lado izquierdo y más interés en la épica y la exaltación de la vida antigua:

Veri me soontes on tugevaks jäänd, Truudusest murdmatust oleme kantud.
¿Qué sabes de las almas de nuestros ancestros, cuyo poder es el de los más poderosos?

Talvedest visaks meil karastund hing / Ronkade valvsust me veri on kandnud / Kaua me tegusi toetand see pind / Täelise Kuningana temale andun.
La niebla es nuestro oro y el hielo nuestras perlas / Nuestros hechos nacen de arboledas / la sangre se mueve intensa en nuestras venas / Una alianza irrompible y fiera.

Loits - Kodu (video).
Loits - Aeg Ärgata (video).

En fin, Estonia nos muestra un rico abanico de bandas con las ideas muy claras, buenos músicos, ideas frescas y sin ningún complejo a la hora de reivindicar su historia y tradiciones. A disfrutarlo pues.
Eesti Metal Ruulib!!