viernes, diciembre 21, 2007

Solsticio de Invierno

Solsticio. El aire helado de la mañana sobre nuestros ojos desnudos.

La bruma que nace de la tierra. Se levanta como una piedra afilada para detener el Sol.

Solsticio viene del Latín solstitium, que significa "punto en el que el sol se detiene" (stitium es la raíz del participio pasado de sistere, "quedarse quieto, detenerse"). Las columnas de humo nacen del suelo helado y se levantan como una cortina de puntas de lanza. Intentan detener el cambio de ciclo. Intenta el frío helado hacer que los días sigan menguando, en lugar de permitir la subida, el largo camino hacia los días de verano.

Sueña la última noche antes del solsticio con una oscuridad progresiva, un mundo permanentemente cubierto de la escarcha más profunda. La otra noche pude ver las nubes pardas de otro mundo surgir sobre los edificios, que más que nunca parecían un sueño a medio hacer de una civilización perdida. Se extendía esa noche de víspera sobre las anchas tierras de la meseta. Un cielo vacío de estrellas, inundado por muros de nieblas y oscuras nubes. La noche no era de nuestro tiempo; era un sueño venido de la leyenda, un paisaje de Gutþiuda que fue o será.

Los antiguos no celebraban la festividad del Solsticio con ese nombre. La época era el Yule, o esa es la forma que se usa hoy día. Iba a escribir sobre ello, pero hay ya tanto escrito que poco podría aportar. Diré sólo que Yule es la forma en Inglés Moderno. Viene del Inglés Antiguo geol, que a su vez desciende del Nórdico Antiguo jól, que es un plural, por lo que los antiguos pobladores de Escandinavia celebraban las jól.

Y es esta palabra la que no tiene un origen claro. Se suele relacionar con el Nórdico Antiguo hjól, "rueda", hablándose de una "rueda del año" que estaría en su punto mínimo en el solsticio, desde el cual volvería a alzarse. Pero al parecer esta etimología no es muy sólida y se basaría más bien en la semejanza entre los sonidos actuales en las lenguas nórdicas entre jul y hjul, en la que la h es muda. No era así en Nórdico Antiguo; en esa lengua el parecido entre jól y hjól no era tanto como entre los actuales jul y hjul, lo que debilita esta posibilidad. Otro candidato a origen de jól tendría que ver con el Latín jocus ("juego, diversión"), pero esta relación no es de derivación directa. Esa relación latina casaría mejor con las formas primitivas del Inglés Antiguo geol: en el dialecto de Kent geohhol, en el Ánglico gehhol. Ambas formas pueden hacerse descender de una raíz Germánica *jehwla o *jegwla (que por otra parte sería la que habría pasado tiempo atrás al Finés joulu y al Estonio jõul). Y es esta raíz Germánica es que la que estaría emparentada con el Latín jocus, ambas teniendo el mismo origen Protoindoeuropeo *ieku.

Para terminar con la palabra jól añadiré que muy probablemente es el origen de la antigua palabra de Francés Antiguo jolif, que tenía los significados de "festivo, alegre, bello". Jolif dio en el Francés Moderno la palabra joli ("bello, bonito"), pero también pasó al Inglés Medio y es origen de la actual palabra inglesa jolly, "alegre".

Me gustaría también hablar de la importancia del Solsticio de Invierno para los hebreos, su relación con la luz del planeta Venus y la Shekhinah o Presencia de Dios; pero de ello no conozco fuentes fiables que ofreceros. He leído que originalmente la Shekhinah sería la luz de Venus, en su máximo esplendor y que el término era especialmente usado para referirse a esta luz de origen divino en el Solsticio de Invierno (los reyes trataban de concebir a sus hijos en el Equinoccio, nueve meses antes, para que nacieran coincidiendo con esa fecha). Si existía además una conjunción con el planeta Mercurio, la relevancia se multiplicaba. Pero como digo, esto no es para mi ahora más que una curiosa leyenda que requeriría mayor investigación. Quizá volvamos algún día sobre ello. Por ahora, Feliz Solsticio, y Feliz Navidad también.

5 comentarios:

Goldman (bad to the bone) dijo...

Muy interesante bro, muy interesante. Hacia el final, según hablabas de la importancia para los hebreos de la influencia de Venus me preguntaba lo que más tarde has aclarado, si habría algún tipo de enlace sexual con el asunto. Y veo que así era. Ahora bien, no comparto esa visión que tenían ellos de que lo importante era nacer bajo el influjo de Venus, si no que para mi es más importante haber sido concebido bajo ese influjo... aunque realmente me la suda tanto una cosa como la otra, jeje. Pero vamos, que eso abre un interesante debate, para los antiguos parece que era más importante el momento del nacimiento, aunque para mi (y creo que podría decir que en nuestra sociedad hoy en día es igual) es más importante la concepción. El caso es que se me plantea una duda, si en la cultura ebrea este influjo de Venus era importante, ¿lo era así para la cultura latina también? Siempore he visto, aunque admito que no se absolutamente nada de esto, a la cultura latina más sexual que otro tipo de culturas de por entonces... de hecho me habría gustado que Santo Tomás se hubiera estado quietecito y no hubiera sancionado el tema del sexo y lo hubiese dejado tal y como le llegó a él por la cultura grecolatina. No se porqué al final siempre acabo pensando en sexo... :p

Ah, por cierto, interesante lo que has comentado de la etimología de la palabra finesa Joulu... bastante clara está su etimología, y me sorprende que esté tan cercana a otras lenguas con las que luego no tiene mucho que ver. Pero bueno, ya se sabe que no hay lengua sin "contaminar".

En fin tío, muy interesante ;)

Hyvää Joulua!!!!!! Y sobre todo, feliz solsticio

Morrigan dijo...

Muy interesante el post, como siempre. Yo siempre había leído que "Yule" significaba "rueda", en relación con la rueda del año pagano y que, efectivamente, marca el renacimiento del sol (o el rey Roble) que ha de devolver la vida a la tierra.

En cuanto a la relación de Venus que mencionas, ¿a qué te refieres exactamente? ¿Hablas de una conjunción del sol con venus y mercurio?

Rydwlf dijo...

Buenas,

Gracias a los dos por los comentarios.

Lo que comentaba acerca de Venus es que la noche del Solsticio de Invierno sería especialmente importante si se veía Venus. Y la importancia era aún mayor si además de Venus se veía en dicha noche (o alba correspondiente)Mercurio.

El Primero de Tevet (cuarto periodo o "cuatrimestre" del año hebreo) coincide directamente con el Solsticio de Invierno, ya que el calendario hebreo está basado en los ciclos solares y lunares. De la importancia de Venus y Mercurio en dicha fecha me enteré en algún libro que leí hace tiempo; intentaré investigar sobre el tema, porque ahora mismo no sabría decir si se trata de una creencia popular hebrea primitiva o de una deducción cabalística.

Salud!

Goldman (bad to the bone) dijo...

Al final me da la sensación de que las civilizaciones y culturas antiguas le prestaban una mayor atención a la cosmología de lo que hacemos nosotros. no crees? O es que se ha dado todo este tipo de cuestiones del movimiento de los astros como totalmente estudiadas?

Otra cosa q me llama la atención es que al final, griegos, hebreos y romanos (y seguro que alguno más) atribuían a la misma estrella un significado parecido, lo cual es muy interesante

Goldman (bad to the bone) dijo...

Atención, pregunta: ¿cuantas veces he escrito la palabra interesante en mis comentarios precedentes? esta repetición semántica me resulta... intrigante :p