domingo, abril 15, 2007

Un Bosque según Séneca

Si tibi occurrerit vetustis arboribus et solitam altitudinem egressis frequens lucus et conspectum caeli ramorum aliorum alios protegentium summovens, illa proceritas silvae et secretum loci et admiratio umbrae in aperto tam densae atque continuae fidem tibi numinis faciet.

"Si alguna vez te has encontrado en un bosque lleno de árboles ancianos que hayan crecido hasta una altura poco usual, tapando la vista del cielo con un velo de ramas entrelazadas, la nobleza del bosque, la reclusión del lugar, y la maravilla ante la sombra íntegra y espesa en un lugar abierto, te dará prueba de la presencia de una deidad."

Lucius Annaeus Seneca,
Epistulae morales ad Lucilium, Liber IV,
Epistula XLI, 3.