martes, diciembre 16, 2008

Una batalla anglosajona

Elene es un poema anglosajón de un tal Cynewulf, un scop (poeta de la época anglosajona) simpático que siempre firmaba con runas y que vivió en algún momento entre los siglos VIII y IX (sus textos no se han podido fecharse con mayor exactitud). En el poema, que en realidad se basa en un texto latino, se narra el encuentro de la Vera Cruz por Santa Helena. A pesar de su pío argumento, ningún anglosajón podía resistirse a narrar una buena historia de batalla, y aunque la tarde en que empecé a redactar esta entrada yo andaba buscando algún pasaje lírico, me rendí ante la fuerza de la siguiente descripción de una batalla entre el emperador romano Constantino y una fuerza combinada de Hunos y Ostrogodos, que se narra entre los versos 109 y 126.

Byman sungon
Las trompetas cantaban
hlude for hergum. Hrefn weorces gefeah,
en alto ante las huestes. El cuervo se alegraba de su tarea
urigfeðra, earn sið beheold,
con alas llenas de rocío; el águila inspeccionaba la marcha,
wælhreowra wig. Wulf sang ahof,
la batalla cruel. El lobo alzó su aullido,

holtes gehleða. Hildegesa stod.
el habitante del bosque. El terror de la batalla se alzó.
þær wæs borda gebrec ond beorna geþrec,
Entonces hubo quebranto de escudos y daño de guerreros,
heard handgeswing ond herga gring,
duro batir de espadas en mano y mezcla de ejércitos,
syððan heo earhfære ærest metton.
cuando con la primera tormenta de flechas se encontraron.

On þæt fæge folc flana scuras,
Sobre esa hueste de condenados flechas llovieron,
garas ofer geolorand on gramra gemang,
lanzas sobre los escudos amarillos contra la cruel multitud,
hetend heorugrimme, hildenædran,
el cruel enemigo envió, las víboras de la guerra,
þurh fingra geweald forð onsendan.
a través de dedos blandiendo armas.

Stopon stiðhidige, stundum wræcon,
Con paso firme, trajeron una y otra vez aflicción,
bræcon bordhreðan, bil in dufan,
rompieron la barrera de escudos, llevaron la espada al campo enemigo,
þrungon þræchearde. þa wæs þuf hafen,
presionaron con intrépida violencia. Entonces fue alzada
segn for sweotum, sigeleoð galen.
la insignia ante las tropas, un himno de triunfo cantaron.

Gylden grima, garas lixtan
Dorados yelmos y lanzas brillaron
on herefelda.
sobre la llanura de la batalla.


La literatura en Inglés Antiguo (Anglosajón) posee una fuerza y rotundidad muy propias de la época en la que se escribió y de las gentes de quienes fue nativa; y al mismo tiempo transpira una frescura, honestidad, y en algunos textos, un lirismo inocente y potente que la hace muy particular. El idioma es de una belleza de sintaxis y sonoridad que le hace destacar entre las demás lenguas germánicas antiguas. Si alguien que pase por aquí tiene interés en conocer con más profundidad esta interesante literatura, le recomiendo el libro "Beowulf y Otros Poemas Anglosajones. Siglos VII - X", de Jesús y Luis Lerate, publicado por Alianza Editorial, que aunque no contiene textos del Elene, tiene una buena selección de fragmentos y poemas traducidos al español.

4 comentarios:

laprimaheavydeFrodo dijo...

Muy interesante :). He hecho el intento de leer en voz alta los versos en inglés antiguo y, aunque seguro que los he pronunciado mal, incluso así suenan muy rotundos. Desde luego, es una lengua muy épica :).

Rydwlf dijo...

¡Hola, y gracias por tu comentario!

Me alegro de que te haya parecido interesante la entrada, y me alegro aún más de que hayas pronunciado en voz alta esas ancianas palabras y comprobado su fuerza. Aunque parezca raro por ser una lengua tan antigua, es probable que lo hayas pronunciado bien. La pronunciación del Inglés Antiguo es a veces más intuitiva que la de su descendiente el Inglés Moderno. Puedes comprobar cómo sonaba (y bueno, unas notas muy interesantes y sensatas sobre cómo de fidedigna puede ser una reconstrucción actual de un idioma de hace milenios) en esta página.

En efecto es una lengua muy épica. Como seguramente ya sabes, Tolkien fue profesor de Inglés Antiguo, y la influencia de esta lengua que él amaba se puede ver en la lengua que hablan los Rohirrim. De hecho, þeoden (es decir, theoden) significaba "jefe, señor, príncipe, rey", eorl es "guerrero", ent "gigante", mearh, "caballo" (es el origen de meara), y tantos otros. Si te interesa el idioma, te recomiendo que te dejes caer por este glosario y seguro que haces algún que otro descubrimiento. Ahí puede verse esa belleza y sonoridad de sus palabras, que en mi opinión, y como digo en la entrada, la convieten en una de las más bellas de entre las lenguas germánicas antiguas.

Salud!

Juan dijo...

Espero que se me perdone la gamberrada de responder con el siguiente acertijo anglosajón:

Wrætlic hongað bi weres þeo,
frean under sceate. Foran is þyrel.
Bið stiþ ond heard, stede hafað godne;
þonne se esne his agen hrægl

ofer cneo hefeð, wile þæt cuþe hol
mid his hangellan heafde gretan
þæt he efenlang ær oft gefylde.

Rydwlf dijo...

Hola, Juan (me parece que nos conocemos), gracias por el comentario.

Se trata de una doble prueba: la primera, saber qué dice la adivinanza. La segunda, saber cuál es la respuesta al acertijo.

Sobre la primera prueba, haré un intento de traducción de esta adivinanza que si mal no recuerdo vendrá en el Libro de Exeter:

"Extraña cosa caía del muslo del hombre, / del señor bajo el manto. Por delante tiene un agujero. / Está tieso y duro, y mora en un buen lugar. / Cuando el hombre levanta su propia vestidura / sobre su rodilla, voluntarioso se haya de aquél agujero conocido / con su colgante cabeza saludar, / ése de longitud igual que a menudo llenó".

Sobre la segunda prueba, como confieso que soy aún peor adivinador que traductor, lo dejo para otros más hábiles, aunque quizá convenga tener en cuenta que quizá la solución sea menos fácil de lo que pueda parecer. Eso sí, si se me permite, devuelvo el acertijo con éste otro:

Wif guman gesægd
ðaér bið hæleþa eower
þá ic æt hærgtrafum
geornor on sálum ic
ðonne læfað on storme.


Salud!