jueves, septiembre 20, 2007

Vuelvo a casa,

El horizonte cae en un embalse de oleo perla; gris, un remanso, un estanque invertido. Voces de mis amigos, y de otros que no conoceré nunca y me hablan desde remotas cimas.

Vallas que no separan y la sombra curiosa de los hechos del hombre. Me acuerdo de todos. Pienso en una hora que no conocí. Quién puede decir de todo aquello que nos faltó por vivir. Es un infinito de burbujas, de posibilidades irisadas a través de las que hemos caminado; no tiene la menor importancia: el resultado, estamos unidos, unos a otros, entre resonancias más o menos intensas.

Buscaremos por siempre la belleza a pesar de nuestros errores. Buscaremos por siempre el refugio de una tarde en la que se compone una canción.

Tu ánimo ha de ser el del ángel viril y delicado. La fuerza y la responsabilidad, la sensibilidad, la poesía. El Padre de Todo era dios de la Guerra y las Palabras Rimadas. Las delicias del amor y la búsqueda de la perfección y la belleza; el cultivo del ideal.

Cultiva tu ideal sin sentir vergüenza en un mundo de risas huecas y confusiones planeadas. Te veré allá donde nos dirigimos.

3 comentarios:

strawberry heaven dijo...

precioso vikingo!!! hacia tiempo que no te leia besitos desde Girona, espero hablar pronto contigo WAPPOOOOOO!!!!! XD

Rydwlf dijo...

Buenas, y gracias por el comentario...

Espero que todo vaya bien por allí por dónde te mueves. ¿Has pasado por la Isla hace poco? ¿Ha llovido mucho, o sólo la constante lluvia de turistas? Un saludo,

R.

Goldman (bad to the bone) dijo...

Queremos más!!!!!!!!!