sábado, febrero 04, 2012

Benjamin Bagby's Beowulf

La frase en Inglés Benjamin Bagby's Beowulf forma una construcción aliterativa: es decir, existe en ella un sonido (en este caso la consonante inicial "B") que se repite a lo largo de la frase. No sé si la aliteración presente en esta frase es fruto de la casualidad o de la intención de su autor; por lo que veremos a continuación, me inclino más por esta última opción.



La poesía germánica antigua, lógicamente con peculiaridades propias dependiendo de la lengua conreta, tiene precisamente como uno de sus rasgos característicos la aliteración de sus versos. Así, el ritmo se consigue por la repetición de un sonido a lo largo de una frase, no por la rima de la parte final del verso como en la mayoría de la poesía más moderna. Aparece así en la poesía en Inglés Antiguo; por ejemplo, en el comienzo del Beowulf leemos:

Hwaet! We Gar-Dena in gear-dagum
"¡Atención! Nosotros, de los Daneses (de la Lanza) en tiempos antiguos..."

donde las palabras que llevan el acento, Gar-Dena y gear-dagum comienzan ambas por "G".

Pero la frase "Benjamin Bagby's Beowulf" no sería más que un ejemplo de aliteración si no fuera porque Benjamin Bagby no es un nombre tomado al azar, sino el de un verdadero scop de los tiempos modernos.


Nacido en 1951, fundador del conjunto Sequentia, Benjamin Bagby es un intérprete de música medieval, cantante, compositor y arpista. Quizá lo más destacable de su repertorio sea la recreación de antiguas obras como el propio Beowulf, las Eddur y música alemana de los siglos X y XI.

Su versión del Beowulf nos da una idea muy precisa, en mi opinión, de cómo debía ser la labor del antiguo scop. La sabia combinación de maestría con el arpa y la voz, las dotes teatrales, el saber aprovechar la fuerza o la melodía de esta lejana lengua cautivaría a buen seguro a una audiencia para la que la recitación del poema sería todo un acontecimiento lúdico, pero también una descripción de un mundo y unas gentes que no conocerían nunca de otra forma, un recordatorio de tradiciones, historia, mitos e ideas religiosas, un verdadero tapiz de emociones y asombros que perduraría durante muchas noches en sus mentes y corazones.


La labor de Bagby, que declama sin tacha los cientos de versos del poema, acompañado de su arpa de 6 cuerdas (construida a imagen de la encontrada en la tumba de un noble alamán del signo VII), es ardua y merece nuestro reconocimiento más profundo, máxime cuando consigue cautivarnos a nosotros, espectadores saturados de imágenes y ocios huecos, que ni siquiera podemos seguir la trama en esa noble lengua olvidada, y que aún así permanecemos boquiabiertos ante el despliegue de las evocaciones que nos trae este viejo arte.



5 comentarios:

Goldman (bad to the bone) dijo...

¡La actuación de ese hombre es impresionante! ¡Qué control sobre los gestos y sobre la mímica de lo que narra!

El problema puede ser que no entendemos el texto si no es por los subtítulos, pero el lenguaje corporal de este bardo nos ayuda bastante a por lo menos, dejar a nuestros sentidos construir su propia evocaciñon d elo que puede estar contándonos este hombre.

Una versión en lengua moderna salvaría el obstáculo de la falta de comprensión; haría la actuación tal vez menos pura, pero creo que sería igual de buena.

De todas formas impresionante

Rydwlf dijo...

Hola, Goldman, þancie þe! Gracias por el comentario.

Me alegro de que te haya gustado la actuación de este bardo, que lo es, y en su máximo exponente. En efecto, ya que tenemos que renunciar a la comprensión del poema, sólo nos queda nuestra imaginación ayudada por el arte dramático del Sr. Bagby. Aunque probablemente los hablantes de lenguas del tronco germánico entiendan lo suficiente del significado de las palabras para hacerse una idea más o menos completa de la historia.

Salud!

Rydwlf dijo...

Por cierto, que la cara que pone cuando dice "þæt wæs god cyning" te la he visto poner a ti en alguna ocasión, aunque no recuerdo cuándo. No en vano eres El Bardo.

Salud!

Goldman (bad to the bone) dijo...

bueno, en realidad es un gesto que no tiene mucho de peculiar, lo veo bastante común... si podríamos decir que es un gesto que yo me vería haciendo, el entrecejo un poco fruncido, la cabeza mínimamente ladeada y asintiendo apoyándose en el gesto del dedo índice... pero más que ser un gesto que me pueda definir creo que es un gesto que cualquiera podría hacer para enfatizar una afirmación y hacerl aparecer categórica.

Eso si, si lo que quieres es decir que soy un bardo, no te quitaré el capricho, jajaja. Muchas gracias por el piropo.

Rydwlf dijo...

Hola de nuevo,

Tienes razón; no te puedo decir que el gesto no sea más o menos común. Pero el caso es que sólo recuerdo habértelo visto a ti, y en más de una ocasión diría yo, así que sintiéndolo mucho, lo identifico contigo. Quizá sea que me parece peculiar. Ciertamente cuando te lo he visto hacer estabas enfatizando una afirmación para hacerla aparecer categórica... ¡aunque no recuerdo el asunto!

Salud!