domingo, julio 29, 2007

Una Declaración

Europa, o más concretamente Europa Occidental, parece estar en coma. Aunque algunas personas se quejan de vez en cuando sobre el estado en el que vivimos, en pocas ocasiones tienen presente o piensan en sus ancestros o su herencia. Por el contrario, en lugar de ello nos dedicamos a alimentar alegremente la guerra cultural que se propaga por las fuerzas del imperialismo consumista, la esencia de la cual sería el mensaje "puedes llegar a lo que quieras mientras compres este o aquel producto". Sin embargo, lo que rara vez se pone de manifiesto en los anuncios es que no estamos intercambiando nuestro dinero por cultura, sino en realidad vendiendo nuestra cultura a cambio de dinero. Para mucha gente, esto se convierte en el fin último: acumular tantos dólares como se pueda, y así todo será genial. Mientras, por supuesto, tendemos a olvidar que los individuos más desafortunados son tratados como latas de Coca Cola y descartados sin ninguna preocupación después del uso. Nuestra meta común como pueblo se ha desvanecido de nuestra mente, a cambio de una economía global. (...) Reafirmando la historia y la mitología, cantamos a los corazones y las mentes de aquellos con la voluntad de despertar y luchar hacia una gloria reencontrada. Así es como esperamos revivir la indomable visión que todavía late profundamente dentro del gigantesco pecho de Europa.


Traducido de http://herr.web-log.nl/ / HERR.

2 comentarios:

Yorchez dijo...

Cuánta razón tiene este artículo. Hace un tiempo estuve reflexionando sobre todo esto y llegué a una conclusión parecida, a cómo las personas buscan simplemente enriquecerse sin importarles el cómo ni lo que dejan atrás al hacerlo. La actitud de "ya lo hará el que me suceda, yo a lo mío" está cada vez más extendida. Cada vez estoy más de acuerdo con el agente Smith: somos el verdadero virus de este precioso planeta =(

Por cierto, un placer escribirte por aquí, que llevo bastante leyéndote sin decir ni mú =)

Rydwlf dijo...

Buenas,

Hombre, Yorchezzz... Qué alegría verte por aquí. Gracias por el comentario.

Efectivamente, andamos en un orden mundial que se sostiene a sí mismo a partir del materialismo. Creo que estamos, curiosamente, ante una bifurcación (o varias, pero sólo distingo dos o tres caminos): autodestrucción o evolución. En el escenario de la evolución, un curioso desenlace sobre el que he leído hace poco es el del "Cambio de Nivel". Básicamente, los virus que el Agente Smith menciona evolucionarían a organismo eucariota (pasando por el procariota, vale). Ya, ya sé que no se entiende nada... por ello remito a este excelente artículo de Manuel Alfonseca (pág.3) y a este trabajo mencionado en el artículo.

PS. Últimamente tengo un poco descuidado el blog porque ando en otros proyectos, pero espero que eso cambie un poco este verano. Gracias a todos los que me leéis; espero que este blog os siga pareciendo algo interesante...

Salud!